17.10.05

.: rrrrrrrrtttttttttttttttttTTTT!!!! tiki-tiki-tiki-tiki-tikik!! :.

Hay que ver lo que son las cosas. Hoy en día te das una vuelta por GAMESPOT o alguna página de videojuegos al uso y te quedas maravillado con las burradas que salen al mercado día si, día también. Juegos que superan en presupuesto a algunas producciones de Hollywood y cuyo periodo de gestación llegan a superar los 4 años largos. Como todo en esta vida estos videojuegos actuales tuvieron una génesis de todos conocida... o eso es lo que la gente se cree....

Si os dicen que todo comenzó con el PONG os están engañando... LERDOS! El origen de todo está más cerca de lo que os creeis, más concretamente en Madrid, en los estudios de televisión de telecinco y la primera. Porque amigos mios: todo empezó con dos juegos que sentaron las bases de lo que hoy conocemos como entretenimiento u ocio electrónico. Estas putas maravillas son:

HUGO


(Si, también hay versión para móviles)

Cuando Telecinco comenzaba a abandonar su (magnífica) etapa casposa un pequeño reducto de héroes capitaneado por Joaquín Bravo y Carmen Sevilla nos deleitaron durante un porrón de años con ese pseudo-programa llamado telecupón, que hacía las veces de sorteo de la once y tómbola de pueblo que a mi madre tanto le gustaba. En la última época de este grandioso espectáculo incorporaron lo que sería el origen de los juegos multijugador que conocemos hoy en día: el HUGO. El juego en cuestión iba de que un enano iba corriendo por diversos lugares y tu tenías que, mediante la pertinente pulsación del teclado numérico de tu teléfono, salvarle de mil y un peligros. La cosa no iría más allá de un simple juego si no fuera por una serie de cosas que lo ensalzaban a la categoría de GRANDE: para empezar la voz de Hugo me chirriaba en los oidos como jamás recordaré. Aquí Hugo (recuerden: Hugo no es español, es una franquicia como el 50x15) estaba doblado por Pepe Carabias. Para los que no caigan: era la voz del repelente Pepe Soplillo de "la cometa blanca" y, para los que no sean tan viejos, es el "páaaaapa" de Cruz (sic) y Raya (doble sic).

Pero lo más grande del concurso eran los participantes. En su gran mayoría eran amas de casa hiperactivas que se gastaban todos sus cuartos en llamadas al 903 antes de reconvertirse al 906 y posteriormente al 609. El juego exigía una precisión de campeonato que hasta a mí se me haría dificil de alcanzar. Pero lo mejor era que ya podrías ser el puto amo jugando a esto, que como tuvieras un teléfono antiguo.... mexplico:

Imaginaos que Hugo va por una vía del tren y un AVE viene a 300 Km/h directo a estamparse en sus morros. En pantalla tenemos dos opciones: pulsamos 4 para que gire a la izquierda o pulsamos 6 para que gire a la derecha. Si disponemos de un teléfono con teclado numérico con pulsación de tonos, pues fácil: pulsamos, se oye un "PIIIT!" y Hugo gira que se las pela. Pero recuerden que hablamos del año de la polka, y que lo habitual era tener el único y genuino teléfono modelo góndola!!! ¿Que pasaba? Que en pantalla salían los números, la señora decía: "Mien! pa lisquierda!", engarzaba su uñero en el cuatro y a darle vueltas!!!! Era la ostia de divertido ver como hugo yacía en el suelo descuartizado mientras seguían sonando el:

" ttrrrrRRRRRRRICK! TIKI-TIKI-TIKI-TIK-TIK!!!!!"




Que risa madre. Luego a partir de ahí la cosa se fue a la mierda y comercializaron esto. Lo explotaron: llegaron a hacer juegos de PlayStation con el gañan este y todo. Siesque todo se prostituye...


EL CAO-CAO

Este juego es más antiguo que el Hugo. Este era de cuando Jesús Hermida nos castigaba por las mañanas a los teleadictos con esos megamagazines que empezaban a las 8 de la mañana y aguantaban hasta la hora de comer. En aquella época hermid-iana tenía colaboradores de la talla de El Señor Basilio o Irma Soriano. La última mencionada era la encargada de dirigir el mejor concurso de la historia mundial de la televisión y me quedo corto: EL CAO-CAO. El mecanismo del concurso era más simple quel copón: en una vista generada por ordenador (imaginaos la calidad de la infografía de la época) se nos mostraba lo que se intuía era un carro de supermercado. Inmediatamente encima de el una estantería con diversos objetos que se iban desplazando a to pijo de derecha a izquierda. El objetivo era conseguir que los botes de Nutrexpa (el patrocinador) fueran a parar al carro. ¿Como se conseguía? Pues cuando el bote en cuestión estuviera en la vertical del carro gritando a pleno pulmón.... CAOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!! Cuando conseguias 3 pues te llevabas algo que no recuerdo (no me forceis que demasiado hago ya). Como la explicación no es del todo clara le he pedido ayuda a CUBOS para que os muestre un gráfico de como era más o menos la cosa:


Pues eso. En sucesivas entregas hablaremos del "¿Tiene usted pelos en la lengua?" de Pepe Navarro aprovechando su regreso a TVE y del infravalorado SuperMarket con el que Antena3 me obsequió hace algunos años. Y ahora que me acuerdo también puedo hablar de "Jaula de Grillos", presentado por Enrique Simón (el mismo de SuperMarket) y Leticia Sabater. Pero no, no hare chistes fáciles. Para eso ya están otros....

2 comentarios:

Mr.Incógnito dijo...

Caballeros, estupendo artículo. Si al final se van a poner ustedes profesionales y todo. Estaría bien que de vez en cuando nos regalaran estudios de este calibre. Se esperarán como agua de mayo.

Cyber dijo...

Servidor es muy dado a bucear en las cosas añejas. Si es de su agrado, albricias y cierraSpaña!

Venazos que le dan a uno que no ha tenido infancia....